Alta Tensión

Para transportar la energía eléctrica a grandes distancias, minimizando las pérdidas y maximizando la potencia transportada, es necesario elevar la tensión de transporte.

Un aumento de tensión significa una disminución de la intensidad que circula por la línea, para transportar la misma potencia, y por tanto, las pérdidas por calentamiento de los conductores y por efectos electromagnéticos. A mayor tensión, menor intensidad y, en consecuencia, menor pérdida energética, lo cual es muy importante si se toma en consideración el hecho de que las líneas de alta tensión suelen recorrer largas distancias.

Además, una mayor intensidad requiere de conductores de mayor sección, y en consecuencia, con un mayor peso por unidad de longitud.

Por todos estos factores, se eleva la tensión de transporte, reduciendo la intensidad y abaratando los costes de transporte.

Esto es la justificación de por qué el transporte de electricidad se produce a alta tensión.

Líneas de 3ª categoría

- Tensión nominal: Entre 3.001 y 20.000 voltios.
- Usos: Distribución y generación. En algunos casos puntuales, también son tensiones de utilización, como en el caso de ferrocarriles eléctricos.

Líneas de 2ª categoría

- Tensión nominal: Entre 30.000 y 66.000 voltios.
- Usos: Transporte.

Líneas de 1ª categoría

- Tensión nominal: Entre 132.000 y 380.000 voltios.
- Usos: Transporte a grandes distancias.

Su Dirección IP es: 3.237.22.39
Copyright © 2020 Electrivisa s.L. Hosting alojado en laprimera.net